lunes, 17 de marzo de 2014

PASEO FLORAL

La magia del vintage reside en su exclusividad. Cuando de repente descubres en un rincón una prenda que te atrae, su corte te seduce y su color te enamora, si encima te lo pruebas y ves que te sienta a tu medida, sin duda es para tí. Porque no existen tallas en el mismo modelo, es el que es, es único y personal.
Quizás algo así ocurrió con este vestido. Tiene un estampado algo poppy y retro, pero queda como hecho a medida, aunque no sé ni qué talla es. Adquirido en una tienda de Londres hace algunos años y rescatado ahora, en un momento de explosión floral en el mundo de la moda. Para un paseo melancólico pero lleno de luz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario