jueves, 24 de abril de 2014

EN EL ESTUDIO DE ÁGATHA RUÍZ DE LA PRADA


El día ha amanecido lluvioso, tampoco demasiado, pero lo suficiente para que las pequeñas gotas empapen los bajos del pantalón. Nos habíamos acostumbrado al prematuro verano y ahora vuelve el gris. Es media mañana y nos dirigimos a nuestra cita. En Madrid, pleno corazón del barrio de Salamanca y hay que subir a pie: la mejor excusa para disfrutar del chirriar de los escalones de madera ascendentes, alrededor del hueco del ascensor que no funciona, encerrado en su jaula de malla de hierro negro. Es el encanto de los edificios con un siglo de vida. Y por fin, la pequeña inscripción en fucsia nos indica que hemos llegado: AGATHA RUIZ DE LA PRADA.

Generosamente nos ha invitado a conocer su estudio, a su equipo, cómo trabajan, diseñan y disfrutan de su pasión. Atravesamos la puerta y nos sumergimos en un universo optimista, vital, surrealista y multicolor, donde conviven los fieltros, las lanas, los algodones y las sedas con el poliuretano, los rojos, naranjas, azules, topos, rayas, cuadros, charoles en bolsos, maletas, gafas, vestidos, zapatos, libretas………porque AGATHA es diseño, es producto, es CORAZÓN. Pionera absoluta en la creación de un estilo valiente y único. Inspiración onírica, insultantemente colorista, vitamínica y feliz.

El ambiente en la casa es profesional y acogedor. Cristina nos guía: departamentos de administración, diseño, comunicación, modistas….preguntamos, charlamos, bromeamos en este lunes postvacacional que con ellos lo es un poco menos.

La moda de la firma no es sólo color. Es detalle, es costura, es calidad. Tras los exuberantes patrones en papel continuo con forma de corazón en ramillete descubrimos pequeñas fotos de sus vestidos de novia deliciosos y personales. Nos regalan un libro recopilatorio de 10 años de desfiles entre 2.000 y 2.010. Abrirlo por cualquiera de sus páginas dilata las pupilas que recorren los naranjas, violetas, fucsias, amarillos, verdes, azules y dorados de miniatura en miniatura. Pirotécnica armonía en sus combinaciones, perfecto corte en su costura. Vanguardia y diseño en su puesta en escena. Pudiera parecer fácil, pero no lo es, por eso cualquier copia no es Ágatha, es otra cosa. Lo sabemos aquí y lo saben ya también los que han visitado sus tiendas en Nueva York, Milán, París y Oporto
La personalísima marca española continúa su expansión internacional: Ración de SOL para el mundo.

Gracias, Cósima. Con tu autenticidad nos abriste estas puertas. Como tú dices, ya hemos visto lo que se cuece.

ÁGATHA RUÍZ DE LA PRADA. Otoño invierno 2014-2015.
   Fuente: VOGUE.

        

ÁGATHA RUÍZ DE LA PRADA. Primavera verano 2014.
                                                        Fuente: VOGUE.

      
          






2 comentarios:

  1. Que envidia!!!
    Agatha maneja el color como nadie…
    Me ha encantado la frase: "Ración de Sol para el mundo"
    Virginia

    ResponderEliminar
  2. Virginia, tuvimos mucha suerte, pero es que la cercanía de la gente que trabaja en el estudio es extraordinaria, sin artificios. Sí, crea arte con el color. Es cierto que con su ropa sale el sol. Gracias por leernos, guapa !!

    ResponderEliminar