lunes, 30 de junio de 2014

EN EL MUELLE



Esperando un barco que no llega. De momento no me basta con que la brisa mueva los volantes de gasa. Quiero velas, quiero verlas. ¡No he preparado la mochila en vano!. Como la loca del muelle de San Blas: Llevaba el mismo vestido y por si él volviera no se fuera a equivocar.
El hastío cambia mi pensamiento. Hay otros rumbos: me voy, quiero explorar ¿California?.






No hay comentarios:

Publicar un comentario