viernes, 28 de marzo de 2014

HISTORIA DE UN VESTIDO


Hay prendas que guardan una historia y la que hoy mostramos es una de ellas. Se trata de un vestido premamá de los años 70, de la marca PRENATAL, que perteneció a mi madre. Se conserva prácticamente como nuevo, es de lana suave y de calidad, con la consistencia de un abrigo. Estampado en cuadros verdes y azul marino y con deliciosos detalles: forro rojo bajo cuello y puños y botones del mismo color. Es la muestra evidente de que una prenda bien hecha es eterna y perfectamente aprovechable y reconvertible en cualquier época, sin perder ni un ápice de encanto y modernidad. Yo lo viví desde dentro, y ahora lo vuelvo a sacar a la luz, combinado con medias rojas tupidas y zapatitos lady de charol en el mismo color
Un reciclaje que resulta, cuanto menos, evocador.





No hay comentarios:

Publicar un comentario