martes, 24 de septiembre de 2013

MUSIC RIVER. LA RUTA DE LA MÚSICA Y EL MISSISSIPI (I).DE CHICAGO A ST.LOUIS.


Como ya os dije hace un tiempo, la moda no va a ser lo único que tenga cabida en este blog. Mi gran pasión y al mismo tiempo fuente de inspiración son los viajes. Os voy a ir contando algunos de los que más me han impactado, pero no al estilo de las agencias de viajes, si no desde mi visión particular y libre, sobre todo a partir de fotografías que me resulten especiales, ya que una imagen vale más que mil palabras.
Hoy quiero empezar a introduciros en una ruta mítica por los Estados Unidos , fascinante, evocadora e inolvidable: la Ruta de la Música. Un recorrido por los orígenes de los estilos más puramente americanos, cuna del jazz, el soul, el country y el rock and roll, siguiendo en todo momento el trazado del viejo río Mississipi. Apetecible, ¿verdad?:
Mapa de EEUU. Fuente: viajejet.com 
 
Quienes hayáis viajado por este inmenso país ya sabréis que la mejor forma de moverse es el automóvil. La red de autopistas es muy densa y orientarse y conducir por ellas es relativamente fácil, ya que la señalización es muy buena y la velocidad está muy limitada.
Comenzamos la ruta en Chicago (Illiniois), al Norte, junto a uno de los Grandes Lagos, el Lago Michigan, y termina en el Sur, en Nueva Orléans (Louisiana), junto al Golfo de México.

Chicago es la cuna de la arquitectura moderna, la ciudad donde se construyeron los primeros rascacielos tras el devastador incendio de 1871.
Magnífico lugar donde vivir, por su trazado urbanístico, sus playas, sus parques y sobre todo, su ambiente. Aquí se empieza a respirar música por los cuatro costados, en sus innumerables clubs de jazz, rock , blues y soul.
 

Muy cerca, Oak Park, lugar de nacimiento del arquitecto Frank Lloyd Wright y del escritor Ernest Hemingway. Estas son algunas de las emblemáticas casas del primero :
 
De camino hacia el Sur , siguiendo el trazado de la Highway 57, la población de Arthur, con una importante comunidad de Amish. De costumbres herméticas y tradicionales, apenas se dejan ver para el visitante extranjero.

La siguiente parada, la ciudad de St. Louis (Missouri).  Aquí es inevitable recordar a Mark Twain, Tom Sawyer, Huckleberry Finn y sus aventuras junto al río Mississipi con sus barcos de vapor:

 
……y aquí lo dejo por el momento, sentada en una pradera frente al Old River, tomando un descanso para continuar río abajo hacia estados más sureños. Empiezan ya a sonar en la lejanía las primeras notas del soul , del blues….en las voces negras de las grandes plantaciones de algodón. Pero eso será otra historia, que contaré más adelante.

3 comentarios:

  1. Que precioso viaje. Parece de película....me encantaría hacer esta ruta, no he estado nunca en EEUU. Si me la planteo, te consultaré algunas dudas. Me has dejado con el ansia de seguir leyendo, continúa pronto !!. Ah, y enhorabuena por el blog. Es diferente.

    Leo.

    ResponderEliminar
  2. Qué chulo!! quiero ir!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Se te echará de menos pero nos vemos a la vuelta, mientras me pongo con tu tabla y tu mermelada.
    Besazos.

    ResponderEliminar